Semana Santa católicos con acción

Durante estos 40 días Tú Señor conociste lo que realmente soy, sabes lo que hay dentro de mí, sabes que de momento durante estos días no pude visitarte, quizá no he tenido el tiempo para venir a hablar contigo y no he tenido las fuerzas ni el valor suficiente para permitirme estar frente a Ti, estos días que recordamos tu entrada triunfal a Jerusalén, me doy cuenta que en mi interior existe una luz, un deseo que me llama por mi nombre y me hace llegar siempre hasta Ti y aún sin reconocer verdaderamente que Tú estás aquí, te presentas ante mí, para salir a mi encuentro, aquí rodeado de tantas personas sabes que me he sentido cansado, angustiado, siento que ya no puedo más y por lo general, no me siento digno de pedirte que me acompañes, de que no te apartes de mí lado, sabiendo que el que se aleja soy Yo.

Hoy que recordamos tu Pasión comienzo a darme cuenta de todo lo que has hecho y haces por mí, sin que yo lo pidiera, por locura de amor moriste en la cruz por mí y derramaste tu sangre para hacerme digno, tú no lo pensaste, sólo te entregaste y aún así Yo vacilo, pero Tú siempre me tomas de la mano, no me dejas solo, cumples tu promesa de estar siempre conmigo hasta el final. Este día Señor, que abres tus brazos en la cruz, te pido que me tomes en ellos, dame el valor, ese impulso, lo necesario para seguir adelante en este camino y lograrlo, dame la docilidad para sentir siempre tu presencia amorosa, no con sentimientos humanos sino con un verdadero espíritu de fe, dame ojos nuevos que puedan percibir tu amor en cada momento de mi vida y pueda así darme cuenta de lo necesitado que estoy de tu misericordia, pondré en Ti toda mi confianza y mis esperanzas, quiero convertirme en tu amigo, adorarte y agradecerte todas las bendiciones recibidas, por prepararme durante estos 40 días, pues hoy que te he buscado te he encontrado, me siento dichoso y realmente bendecido, me abandono a ti, estoy dispuesto a todo, con tal de que se cumpla así tu voluntad.

Hazme ser para ti, esa persona que pueda llevarte a los demás, pondré al servicio de los demás mis dones y los carismas que me has dado, me fortaleceré con tu verdad, con la fe. Y te daré siempre gracias Señor porque siempre has escuchado mis oraciones ahora lo sé, quiero que hagas de mí ese portavoz que hable de tu vida y las maravillas que has hecho por mí, porque cuando te he pedido el éxito, Tú me hiciste aprender de la debilidad de mi ser a través de la humildad, porque cuando te pedí hacer grandes cosas tú me diste salud para seguir siempre adelante, porque cuando te he pedido riqueza para encontrar Felicidad, Tú me diste la pobreza para encontrarla en las cosas sencillas, porque cuando te pedí ser alguien reconocido en la vida, Tú pusiste a mi familia y amigos en mi camino para experimentar tu amor a través de ellos y saber así que valgo por lo que soy y no por lo que tengo, y la vez porque cuando te pedí encontrar el amor, Tú me diste un corazón sensato para amar a todos, porque hiciste de mi alguien nuevo y vas soltando a su debido tiempo mis cargas, porque me das la fuerza necesaria cuando tengo dificultades, me das sabiduría cuando tengo que resolver un problema, me das valor cuando tengo que superar un obstáculo y pones personas a mi alrededor para que no me sientas solo, y te manifiestas en ellas, porque cuentas mis lágrimas en la angustia y ríes conmigo y a la vez eres la respuesta que tanto he buscado.

Te daré mi vida, la pongo desde ya en tus manos con todo el amor de mi corazón porque te amo y amar es darse, me entrego completamente sin medidas, estoy dispuesto a todo, lo acepto todo con toda confianza porque de entre todas las personas soy la que más ha recibido porque aún contra mi voluntad mi oración ha sido siempre escuchada y he recibido más de lo que podía esperar, pues siempre te he pedido cosas para gozar de la vida y Tú diste tu vida a cambio de la mía para que con ella pueda gozar de las cosas, te amo Señor, cuidaré siempre no solo mi exterior sino mi Espíritu, dejando así marca, dejando huellas que otros puedan seguir para encontrarte, ese será mi testamento de vida, será la marca que como joven dejaré iluminando y haciendo crecer el amor y engrandeciendo tu reino siendo fuerte por la razón de seguirte, siendo invencible por las lágrimas de haberte encontrado, porque cuando me sentí vacío y desesperado, encontré amigos, y en los amigos encontré el cariño, y en el cariño vi nacer el Amor, con ese amor vi nacer un mundo nuevo, y en ese mundo nuevo en el que decidí vivir, me sentí feliz y feliz encontré la paz y con esa paz fue que miré dentro de mí y me di cuenta que dentro de mí es que estabas y así te percibí y fue que te encontré, eres lo que más amo Señor, eres la luz que me da siempre esa esperanza que salva nunca me has dejado solo, viviré tu pascua.

Artículo escrito por nuestro colaborador y Católico con Acción David López

 

Anuncios

3 Comentarios »

Déjanos conocer tu opinión escribiendo un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s