“Todos somos capullos antes de nacer. No está bien que alguien diga ‘este capullo tiene una falla, vamos a abortar” – Nick Vujicic

Nick Vujicic nació con tetra-amelia, condición que se caracteriza por la carencia de las extremidades, es decir ambos brazos a nivel de los hombros y una extremidad inferior derecha. Al principio sus padres se sintieron devastados, “Obviamente” – declara Nick en las conferencias que da por todo el mundo, – “Mis padres estaban consternados y tenían mucho miedo del tipo de vida que yo tendría que enfrentar. Pero Dios les dio fortaleza, sabiduría y coraje.

Los médicos decían que jamás podría incorporarse y vivir una vida normal. Aparentemente nunca podría brincar, alimentarse o vestirse por sí mismo. Hoy, contra todo diagnóstico, Nick Vujicic puede moverse, comer, bañarse y vestirse por sí mismo, también puede cocinar, brincar, nadar, surfear e incluso andar en patineta.

“Cuando nací fue una tragedia, un gran choque para todos… todas las personas que me vieron automáticamente pensaron: ¡Hey esto es algo malo!, sería demente decir ¡Hey felicidades! ¡Tu bebé nació sin brazos ni piernas!… Los doctores dijeron que jamás sería capaz de pararme e incorporarme, mucho menos de brincar. Estoy tan agradecido de que ellos no sabían nada hasta que yo nací, porque ¿Imagínense que hubieran hecho mis familiares si hubiesen tenido la opción del aborto? La mayoría de los doctores hubieran alentado tal acto, porque lo que veían en este niño era que no iba a tener una buena calidad de vida.” – Nick Vujicic

Luego de una larga lucha por aprender a desenvolverse solo, Nick no sólo lleva una vida normal, también tiene un testimonio lleno de bendiciones. Actualmente está casado y tiene dos hijos saludables, es graduado de contabilidad financiera y ha escrito dos libros. Es actor, cantante y orador motivacional. En el año 2005 fundó la organización ‘Life Without Limbs’ [La vida sin miembros] con el objetivo de dar esperanza a otras personas sin extremidades a través de su historia de superación. Hace poco protagonizó junto a Eduardo Verastegui el famoso cortometraje titulado: “El Circo de las Mariposas”, una analogía sobre la dignidad y belleza intrínseca de cada persona humana.

Fotografía del cortometraje Circo de la Mariposa
Fotografía del cortometraje Circo de la Mariposa

 

“Todos somos capullos antes de nacer, nadie sabe qué color vamos a tener, qué vamos a irradiar. No está bien que alguien diga ‘este capullo tiene una falla, vamos a abortar’. Todos los que estamos aquí tuvimos la oportunidad de crecer” – Nick Vujicic

Nick dice haber entregado su vida completamente a Dios a los 15 años, tras leer el capítulo 9 del Evangelio de San Juan, aquel en el que el Señor le cura de su ceguera untándole barro en los ojos a un hombre que pide limosna en los alrededores del Templo.

“Jesús dijo que el hombre nació ciego ‘para que las maravillas que Dios fueran reveladas a través de él’. Creí entonces que Dios me había creado así porque yo podía dar un gran testimonio de Su inmenso poder.” – Nick Vujicic

Después de conocer a Nick Vujicic, no cabe duda que las personas no valen por su salud o su apariencia física. Él atribuye su fuerza y amor por la vida a Dios, quién le dio a través de esas dificultades, caídas y circunstancias una fe y resiliencia que no solo lo sostienen, sino lo colocan en un sitio superior para poder ayudar a otros. Esta es su misión en la vida. Enseñarnos a los que nos llamamos “normales” a fijarnos en lo que más importa y ayudarles a ellos a vivir una vida digna, sin discriminación.

“Yo creo que Dios no puede cambiar mi cuerpo pero si le entrego mi vida puede cambiar mi mente y mi corazón. Además, sé que mis manos y mis pies me están esperando en el Paraíso” – Nick Vujicic

Les debemos no solo respeto sino también admiración:

De igual manera podemos agradecer que existan personas increíbles como Kyle Maynard, deportista estadounidense, no tiene ni codos ni rodillas, pero compite y es campeón de lucha, galardonado como el mejor atleta con discapacidad, orador motivacional y periodista o Annie Clark, una niña de 7 años sin antebrazos, campeona del concurso de Caligrafía de Estados Unidos.

Otra condición que es menospreciada a nivel intelectual es el Síndrome de Down cuyas personas como Pablo Pineda (maestro psicopedagogo, conferenciante, presentador, entrenador de personas con discapacidades, escritor y actor español galardonado) y Emmanuel Joseph Bishop (estudiante estadounidense con impresionante capacidad memorística y de lectura, habla 4 idiomas, violinista, golfista y nadador) rompen el prejuicio de que estas personas son menos útiles o productivas a la sociedad.

Como dice Nick, “El miedo y la mala actitud son las más grandes discapacidades porque te paralizan más que si estuvieras en una silla de ruedas.”. Ya que todos tenemos, debido a nuestra naturaleza, limitaciones no solo físicas o intelectuales, sino ¡Peor! de carácter moral o espiritual, necesitamos de otros (familia, amigos, colegas, consejeros espirituales, asesores) para que nos ayuden a descubrirlas y sobrellevarlas, e incluso a sobrepasarlas.

Este tipo de personas con grandes dificultades son quienes mejor nos ejemplifican la grandeza del ser humano que a pesar de nuestra debilidad, no estamos predeterminados y mucho menos predestinados al fracaso. Todos tenemos la capacidad de trascender nuestras limitaciones, adversidades y defectos.

La familia de Nick vía gospelherald
La familia de Nick vía gospelherald

 

La cultura de la muerte:

“Esta persona viene solo a sufrir”, “¿Para qué obligar a los padres a una vida de extremos cuidados, grandes gastos médicos y burlas?”, “Prohibir el aborto en casos de malformaciones y enfermedades es obligar a las mujeres a dar a luz a monstruos.” Estas opiniones aparentemente “piadosas” es realmente un acto disfrazado de discriminación, son opiniones predispuestas al pandeterminismo. En la historia de la humanidad, al igual que el racismo aniquilaba la dignidad y la vida de negros, el nazismo trató de exterminar judíos y razas consideradas imperfectas, el machismo oriental selecciona a quienes son necesarios en la sociedad y elimina a las niñas desde el vientre materno, el feminismo occidental lucha por deshacerse de los niños según las circunstancias anímicas y profesionales de la madre, el maltusianismo defiende la no procreación de los pobres y la eugenesia pretende la manipulación de la vida humana segregando los saludables y fuertes de los enfermos y débiles.

Tengamos la firme convicción de que estas ideologías son inhumanas, se equivocan y en lugar de perfeccionar la raza humana, la desprecian y nos animalizan. En cambio, demos gracias a las madres fuertes, valientes y sacrificadas de niños con necesidades especiales que le han dado al mundo a seres que nos engrandecen y nos inspiran. A ellas también les decimos ¡Gracias por existir!

“De mi parte lo que yo les deseo es que nunca se rindan. De corazón, deseo que no bajen los brazos y que cuando sientan ganas de hacerlo piensen en mi sonrisa y digan `si Nick pudo, yo puedo`, porque es verdad”. – Nick Vujicic

Conoce más sobre su asombroso testimonio:

Católicos con Acción conoció a Nick en el pasado congreso mundial de las familias en Salt Lake City, Utah

Artículo escrito por nuestra colaboradora y católica con acción Melissa Nuñez.

 

Anuncios

catolicosconaccion

Una página de diseños católicos dedicada a compartir mensajes evangelizadores.
Facebook: http://www.facebook.com/CatolicosConAccion
Twitter: @catolicosaccion

2 Comentarios »

Déjanos conocer tu opinión escribiendo un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s