«¡Ay de mí si no anunciara el Evangelio!» (1° Co. 9,16).

El pasado fin de semana, tuve la oportunidad de conocer y platicar por un momento, con el cantautor católico peruano Luis Enrique Ascoy, quien quiso enviarle un mensaje especial a todas aquellas personas que se dedican a evangelizar en el mundo virtual, sus palabras fueron: “Los animo a seguir, ahora las redes son el sexto continente que tenemos que evangelizar, ahora más que nunca hay que evangelizar a la gente que vive y se relaciona a través de la red”.

¡Claro! Sus palabras hacen mucho sentido. Y es que, según el estudio realizado por WEARESOCIAL en el año del 2014, del 100% de la población a nivel mundial, el 35% tiene acceso al Internet y el 26% a las redes sociales; estamos hablando que, un poco más de un cuarto de la población mundial, forma parte de ese “rebaño digital” al que los evangelizadores digitales pueden llegar con la buena nueva.

En este rebaño digital se conectan diariamente millones de ovejas cibernéticas, sedientas y hambrientas de información… ¿Qué tipo de información? Pues la que ofrezca el mejor postor o los gustos e intereses que les lleguen a su mente en ese momento, la verdad las ovejas cibernéticas les gusta “mendigar” por el Internet.

Personalmente, creo que el Internet no es un problema, al contrario, es una poderosa herramienta que, al utilizarla correctamente, se puede llegar a transformar diferentes realidades del mundo en el que vivimos. El verdadero problema en realidad es el de mendigar, porque esto implica que navegas sin rumbo ni dirección; el que mendiga amor fuera de Dios encuentra solo vacíos, mientras que el que navega con una brújula que apunta siempre a Dios, va encontrar siempre el amor.

El Papa Francisco considera que nuevas tecnologías son algo favorable cuando ayudan a “compartir y a disminuir las distancias”; sin embargo, se pueden convertir en obstáculo de comunicación cuando son “un ruido permanente, que impide que haya silencio, parte integrante de la comunicación”.

Si estás leyendo este día estas líneas, es porque eres parte de ese 26% de la población mundial llamada a evangelizar en este “sexto continente”, en este rebaño digital. ¿Por qué te digo “estás llamado”? Pues porque, no lo digo yo, nos lo dijo Jesús cuando le dirigió esas palabras a Pedro, mientras compartían la mesa: “Entonces, cuando habían acabado de desayunar, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos? Pedro le dijo: Sí, Señor, tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: Apacienta a mis ovejas” (Jn. 21, 15).

Allá donde haya un rebaño y una persona que ame a Jesús, esa persona estará llamada siempre a apacentar el rebaño; la palabra apacentar significa “dar pasto al rebaño”, pero su sentido bíblico es más profundo, implica instruir, educar, cuidar y amar a las ovejas… ¿Amas a Jesús? Entonces ¡apacienta Su rebaño y comparte al mundo la alegría del evangelio!

Creo que sería irresponsable de mi parte decirte cuál es la formula perfecta para ser un buen evangelizador del sexto continente, porque no existe dicha formula. Cuando hablamos de la evangelización, es más importante la formación como pilar fundamental que la ejecución misma, ¿por qué te digo esto?, pues porque el Espíritu Santo obra de maneras misteriosas y distintas en cada una de las personas. Lo que sí te puedo decir es que, antes de evangelizar en las redes sociales, debes tomar en cuenta lo siguiente:

 

  1. El mensaje de Dios es siempre actual.

Muchas veces caemos en la tentación de pensar que, al hablar de Jesús en las redes sociales, nos veremos como seres anticuados o pasados de moda… Pero la verdad es que no es así; el Evangelio de Jesús es siempre actual y cala en el corazón del hombre, siempre, todo es cuestión de tener un poco de humildad y docilidad, así como dijo el Papa Francisco a los jóvenes en la JMJ 2013, en la playa de Copacabana – Río de Janeiro: “Hace un cachito de buena tierra y verás como germina”.

 

  1. Evita el relativismo y lucha por tus valores.

Al ser las redes sociales un espacio amplio y lleno de mucha diversidad, se corre el riesgo de que el relativismo sea el eje y punto de partida de todo; es decir, no dimensionar lo que está bien y está mal, porque al final “todo es cuestión de perspectiva”. Como católico, en el mundo virtual, estás llamado a defender tu fe, a luchar por tus principios… estás llamado a hacer florecer los valores dentro de la red.

 

  1. Sé tolerante a la crítica.

Como consecuencia al punto anterior, lucha por tus valores, sí, pero sé respetuoso y tolerante a la crítica. Opina, argumenta, pero sobre todo ¡AMA!; a pesar que la persona con la que debatas un punto no crea o piense de la misma manera, tu principio debe ser siempre el mismo “ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mt. 22, 39).

 

  1. Sé próximo, abraza y acompaña como buen samaritano.

En el rebaño digital hay muchas ovejas que buscan desesperadamente llamar la atención; dicho llamado es un reflejo –en ocasiones– de la soledad que viven dentro de sus realidades. Tu labor como evangelizador debe ser primero, orar por esa persona; y segundo, si está dentro de tus manos enviarle un mensaje de aliento, puedes enviarle un video motivacional, una alabanza, una cita bíblica, un artículo o una imagen acompañada de un mensaje… Y, por qué no, ¡invítalo a tu parroquia! Lo importante es dar ese paso, ese abrazo aparentemente intangible que se verá reflejado por el amor omnipresente de Dios.

El bien siempre tiende a comunicarse. Toda experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión, y cualquier persona que viva una profunda liberación adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás. Comunicándolo, el bien se arraiga y se desarrolla. Por eso, quien quiera vivir con dignidad y plenitud, no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien. (Papa Francisco, Evangelii Gaudium N° 9)

Artículo escrito por nuestro colaborador y católico con acción Roberto López Castellanos.

Anuncios

6 Comentarios »

  1. hay mucha gente que ve con recelo este medio y talvez sea la mas necesitada yo como coordinadora de una comunidad busco todas las formas de llegar teniendo en cuenta sus necesidades, cuidando como lo digo e incluso sin nombrar a jesus pero dejando en claro que hay algo especial en mi creencia al final los frutos son delicias al espiritu del señor y muchas veces el trabajo es desafiante y agotador pero dios no nos da los dones para guardarlos.un abrazo apretujado para todos

    Me gusta

  2. Precisamente en los momentos de mi preparación previa, para intervenir en las redes sociales, con mi granito de arena, acerca del Evangelio de hoy y dar una repasada a la Carta del Párroco Dominical, vi su articulo Evangelizadores del sexto Continente. Me dio un gran gusto, así como que me mandan otra herramienta para seguir trasmitiendo La Palabra de Dios…………………..

    Me gusta

  3. Precisamente en los momentos de mi preparación previa, para intervenir en las redes sociales, con mi granito de arena, acerca del Evangelio de hoy y dar una repasada a la Carta del Párroco Dominical, vi su articulo Evangelizadores del sexto Continente. Me dio un gran gusto, así como que me mandan otra herramienta para seguir trasmitiendo La Palabra de Dios…………………..

    Me gusta

  4. Comparto con Ud. el proyecto de evangelizar a traves de las Redes Sociales. Los felicito por este esfuerzo y pido al Senor que bendiga todas sus iniciativas y actividades. P. Jaime de la Diocesis de Ensenada.

    Me gusta

Déjanos conocer tu opinión escribiendo un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s