tierra-de-maría

Luis Mario Rodríguez R.*

En pocas ocasiones se puede disfrutar de una película disfrazada de documental y de un documental camuflado como película. Esa es “Tierra de María”. Una producción española que permite entrar en la vida de una modelo colombiana, de un enfermero mexicano, de un sacerdote panameño, de un médico ex abortista, de un empresario neoyorkino y de una bailarina de Las Vegas. Con cada una de estas historias, que resultan ser una sola, con un final en común, se ríe, se llora y se medita. Todos son sospechosos de padecer una especie de locura, una locura de amor. Se les acusa de ir tras alguien a quien no ven y de valerse, para alcanzar a ese hombre invisible, de una mujer que afirma ser la madre de todos ellos.

Algunos oyen voces, otros ven imágenes, hay quienes aprecian al sol girando y unos más que deciden cambiar de destino entregándose a otro ser para que conduzca su vocación a puerto seguro. Son tan distintos los acontecimientos que han debido padecer que seguramente habrá un trozo de sus vidas que coincida con la de los espectadores que asistan a la película – documental.

Es esta una de esas oportunidades que congrega a creyentes y no creyentes, a tibios y a piadosos, a católicos y a evangélicos. Se trata de una película, cuya pantalla en la que se proyecta, termina transformándose en un enorme espejo cuyas imágenes penetran muy hondo, hasta las raíces de todas nuestras dudas y hasta el fondo de todos nuestros miedos, y que finalmente nos animan a escalar al pico más alto donde se encuentra la más grande de las esperanzas.

En dos horas contemplaremos el suceso más importante en la existencia de los hombres y de las mujeres que aceptaron ser interrogados por un “agente secreto”. Un personaje que extrae del corazón de los protagonistas los más hermosos pensamientos que describen, con una exquisita sencillez, la experiencia sobrenatural que padecieron. Son individuos que nos relatan su tránsito de la oscuridad a la luz, del abismo a la cima, de la pobreza a una invaluable riqueza inmaterial. Se nos presenta una realidad que parece ciencia ficción, que rompe todos los esquemas, que quiebra todo paradigma y que nos anima a efectuar una introspección aguda, quizás un poco dolorosa, pero que termina convirtiéndose en el remedio de todos los males y en el pozo de una enorme paz interior.

Los entrevistados viven en una misma tierra, en la “Tierra de María”. Esa en la que habitamos todos. Aquella donde se roba, se mata, se abusa de los niños y niñas, se amenaza la vida del no nacido y se pervierte el corazón con el sexo, la droga y todo tipo de vicios. La tierra en la que también se ama, se hace justicia, se lucha contra las malas inclinaciones, donde se apoyan unos a otros y en la que se hacen méritos para contemplar eternamente al amor de los amores. Es tierra de contrastes, de blancos y oscuros, de malos y buenos. El agente secreto lo sabe. Y por eso le es tan difícil aceptar el cambio radical de los personajes que investiga y la influencia de estos en cientos, en miles de personas que conviven con ellos. No concibe cómo han podido alejarse de todos los peligros que los acechan y cómo han encontrado, según ellos, el camino, la verdad y la vida.

Las semblanzas de quienes protagonizan la película- documental resultan ser muy similares. En la mayoría se presenta el vacío existencial y todas encuentran al final un mismo bálsamo, una sola ternura y una misma bondad. Los relatos de la modelo, de la bailarina, del empresario, de la prostituta, del enfermero, del abortista y del sacerdote podrían ser los nuestros. No hay diferencias entre quienes aceptan a una misma madre. Si les interesa descubrirlo, no lo duden y prepárense a conocer la “Tierra de María”.

*Colaborador de La Prensa Gráfica

lmrodriguez@rodriguezlex.com

 

 

 

 

 

Anuncios

1 Comentario »

Déjanos conocer tu opinión escribiendo un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s