Peregrinos alma pescadora jmj rio catolicos con accion

“Con la gracia de Dios, tú has de acometer y realizar lo imposible… Porque lo posible lo hace cualquiera.”

San Josemaría Escrivá de Balaguer.

Antes de continuar con la lectura de este artículo, ora, lee y medita primero el pasaje del Evangelio según San Mateo 4, 18-22:

“Mientras Jesús caminaba a orillas del mar de Galilea, vio a dos hermanos: uno era Simón, llamado Pedro, y el otro Andrés. Eran pescadores y estaban echando la red al mar. Jesús los llamó: «Síganme, y yo los haré pescadores de hombres.» Al instante dejaron las redes y lo siguieron.

Más adelante vio a otros dos hermanos: Santiago, hijo de Zebedeo, con su hermano Juan; estaban con su padre en la barca arreglando las redes. Jesús los llamó, y en seguida ellos dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.”

No eres tú el que sale al encuentro de Jesús, es Él quien camina a la orilla del mar de tu vida y viene a ti. Su llamado es personal, también a ti te ve… y viéndote te dice: “Sígueme, te haré pescador de hombres”. Esa es la historia del encuentro con Jesús, una historia de camino, de mar y de pesca. ¿Qué estabas haciendo cuándo Jesús pasó por tu vida? ¿Estabas también con tu hermano o hermana? ¿Hacia dónde estabas echando las redes? Cuando no se vive una vida con Cristo, las redes son echadas hacia cualquier lado donde haya algo o alguien que pueda llenarlas, aunque luego vuelvan a estar vacías y haya que volver a pescar. La invitación de Jesús es diferente, la pesca de Cristo no es vacía, porque está llena de eternidad.

Pero, para poder pescar como Él hay que seguirle. No se puede ser pescador de hombres si antes no nos hemos dejado pescar por Jesús, el Señor de señores, sin antes haber subido a su barca, sin haber tenido el valor de seguirle y dejar todo atrás. Ya no puedes seguir pescando con la misma red, tienes que dejarla y simplemente decidirte a ser “Pescador de Hombres”. Hoy como entonces, Jesús camina a la orilla del mar, te ve y te dice: “Sígueme”, deja tu red, deja lo que haces por mera rutina, deja de buscar qué pescar y ven a pescar conmigo.

Aún más y de nuevo ¿Qué significa ser pescador de hombres? Significa aceptar la invitación de Jesús a pescar con Él y para Él. Significa no decir que no tengo nada que hacer en la Iglesia cuando precisamente hay mucho por hacer. Significa seguir a Jesús, caminar con Jesús, amar a Jesús, servir a Jesús. Significa “remar mar adentro” aunque ello implique ir contracorriente. Significa estar siempre en camino. Significa mirar a María, la “estrella de la mar” cuando en nuestras noches no vemos el rumbo. Significa echar las redes para cumplir la misión dada por Jesús de hacer discípulos. Significa llegar a puerto seguro.

El cristiano es pescador de hombres, no solo por la fe o por creer en Dios, es también por la entrega y el corazón. Entregas tiempo, esfuerzo, energías, bienes, vida; igual que el pescador en su barca pasa un día entero bajo el sol ardiente para poder llevar el pescado para su sustento, también el cristiano debe pasar toda su vida bajo la luz de Dios que hace arder los corazones y subido en la Barca de Pedro, la Iglesia, para pescar almas para Cristo y seguir construyendo el Reino eterno desde la vida presente. No es fácil seguir a Cristo y menos ser su pescador, pero la paga es buena, aunque te canses y desgastes, siempre habrá una sonrisa en tu rostro, tu corazón estará lleno de alegría, tu vida llena de la bendición de Dios y tu alma cada vez más cerca del Amor de los Amores.

Jesús llama, no obliga, pero si respondes te comprometes con un Dios que es fiel a sus promesas y que te exige fidelidad. No puedes decirle hoy a Jesús “sí Señor, te seguiré y pescare almas para ti y le hablaré a otros jóvenes de ti” para luego simplemente dar la vuelta y continuar tu vida por otro camino. Este es un viaje de valientes pescadores hacia la eternidad y no de cobardes emocionados del momento; pescarás para Cristo no para tu propia gloria, almas pescando almas con el anzuelo del amor y con la red de la gracia de Dios. Almas Pescadoras, peregrinas por el mundo hacia el encuentro con su Señor y Salvador en la eternidad, engrandeciendo la familia de Dios.

Si eres un peregrino que te preparas para asistir a la próxima Jornada Mundial de la Juventud, recuerda que no vas a un viaje más, no vas de paseo; en el fondo, Jesús está pasando por tu vida, te mira y te dice: “Sígueme, déjalo todo, te hare pescador a ti también”. No se puede ser pescador si antes EL ETERNO PESCADOR no te enseña a pescar, la JMJ es la oportunidad y el medio que Dios quiere ocupar para ello. Ahora que estás a punto de coronar esta meta y asistir como invitado de honor a la Jornada Mundial de la Juventud Rio 2013, Jesús nuevamente está pasando por tu vida, te mira con amor y te dice: “Ven, sígueme. Deja tus redes, deja a tu padre y a tu madre, carga con tu cruz y sígueme. Ya no pesques por pescar, deja de pescar en otros mares que no te dan nada y ven a mi Barca, se pescador de hombres, camina conmigo, no tengas miedo, no hay imposibles y yo estaré contigo todos los días hasta el fin del mundo… Ve y haz discípulos, evangeliza, construye mi Reino por toda la Tierra. Rema mar adentro y se un pescador”.

Solamente tú y Dios saben cuánto haz entregado para lograr esta meta y nada de lo que tú hayas sacrificado quedará sin recompensa; haz que este sacrificio valga la pena y vive a plenitud esta peregrinación, tanto que te motive y fortalezca hasta la eternidad de Dios. Al finalizar esta reflexión, medita en tu interior y pregúntate: ¿Para qué crees que Dios te llamó a asistir a esta JMJ? Y no olvides: “CRISTO NOS INVITA, VENGAN MIS AMIGOS. CRISTO NOS ENVÍA, SEAN MISIONEROS”

Artículo escrito por nuestro colaborador y Católico Con Acción Ernesto Martínez

Anuncios

1 Comentario »

  1. Es simplemente hermoso…Gracias hermano Ernesto por tu invitación inicial a orar, leer y meditar pues gracias a ella al cerrar los ojos vi a nuestro hermano Jesús 😀 Soy feliz!

    Me gusta

Déjanos conocer tu opinión escribiendo un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s